Aprende a crear un plan de ahorro y toma el control de tus finanzas en 2021

Crear un plan de ahorro puede ser el primer paso que nos lleve a alcanzar algunas de las metas más importantes de nuestras vidas, como costear una especialización, comprar nuestro primer carro o invertir en vivienda.

En 2021, después de atravesar la crisis mundial generada por la pandemia, este propósito cobra aún más fuerza porque nos mostró la importancia de tener estabilidad financiera. A continuación te presentaremos 3 pasos infaltables para crear tu plan de ahorro desde cero.

1. ¿Estás listo para iniciar un plan de ahorro?

Sin lugar a dudas, uno de los principales obstáculos que enfrentamos al momento de ahorrar es el pago de deudas. Intentar guardar dinero para cumplir una de nuestras metas puede resultar difícil, o prácticamente imposible, cuando una obligación pendiente se atraviesa en el camino.

De interés: Incrementa tus beneficios siendo propietario de un proyecto VIS en las mejores zonas de Bogotá

Es por lo anterior que lo primero que deberías tener en cuenta antes de iniciar un plan de ahorro es identificar si tu situación financiera actual te permite crearlo. Pregúntate: ¿mis ingresos mensuales son suficientes para cubrir las necesidades básicas y darme algún gusto ocasional? ¿Tengo dinero de sobra a final de mes o, por el contrario, gasto todo el sueldo incluso antes de que termine la quincena?

Aún más importante que responder las preguntas anteriores, es contar con la capacidad de elaborar un presupuesto. Esto te permitirá identificar en qué gastas normalmente tu dinero. Por ejemplo, si notas que un 30 % o más de lo que recibes mensualmente está destinado al pago de deudas, quizá no es el momento adecuado para iniciar un plan de ahorro.

2. Pagar tus deudas: preparación para crear tu plan de ahorro

Existen múltiples métodos para afrontar deudas. Uno de los más populares (y efectivos) es el conocido como Bola de nieve. Básicamente, consiste en pagar las deudas desde la de menor valor hasta la más costosa, sin dejar desatendidos los pagos mínimos de cada una de ellas.

De esta manera, a medida que vayas saldando las deudas de menor valor eliminarás un pago que pueda incrementarse a causa del interés. Además, dejarás más dinero disponible de tus ingresos mensuales para asumir las deudas más altas y así finalmente pagarlas por completo.

Conoce más: ¿Sabes qué es la valorización de un proyecto?

Aparte de brindarte la estabilidad financiera necesaria para crear un plan de ahorro, este método te preparará en la creación de un hábito indispensable para ahorrar: destinar una porción de tus ingresos para cumplir con un objetivo. Además, ahora que pagaste las deudas ese objetivo podrá convertirse en algo tangible, como una vivienda nueva.

3. Claves para crear un plan de ahorro

El ahorro en sí mismo puede considerarse un método universal. No obstante, dependiendo de cuál sea tu objetivo puede que en un momento dado sea más estratégico invertir el dinero en lugar de simplemente guardarlo. Tomemos como ejemplo la compra de una vivienda nueva.

Lee aquí: ABC con todo lo que necesitas saber sobre créditos de vivienda en Colombia

Muy rara vez un inmueble es pagado de contado. Por su precio, esta transacción suele ser dividida en diferentes pagos parciales: cuota de separación, cuota inicial y cuota de financiación. Teniendo esto presente, un plan de ahorro para comprar vivienda nueva podría comprender las siguientes fases:

  • Ahorro del valor de la cuota de separación: Por lo general esta equivale desde el 1 % hasta el 5 % del precio total de la vivienda, y puede o no ser deducible de la cuota inicial. En esta primera fase puede aplicarse la automatización del ahorro. Esto significa que incluso antes de recibir el pago de tu salario quincenal o mensual, seas consciente de que ese dinero ya está comprometido, y por ende no puedes contar con él para ningún otro propósito.

    En la actualidad, múltiples entidades financieras ofrecen productos como las cuentas de ahorro programado que debitan automáticamente el valor que definas mes a mes y lo envían a un fondo de inversión o cuenta alterna que tú definas, y que sea diferente a la que utilizas para la mayoría de tus transacciones.
  • Separación del inmueble y pago de la cuota inicial: Una vez que hayas reunido el valor de la cuota de separación, la misma práctica que aplicaste para ahorrarla te puede servir para hacer los aportes a la inicial. La diferencia es que esta vez en lugar de ahorrar en una cuenta secundaria o fondo de inversión, tu dinero se girará a la fiducia que haya definido el proyecto en el que invertiste.

    Normalmente, la cuota inicial de una vivienda nueva oscila entre el 30 % y el 50 % de su valor total. El plazo para pagarlo es desde el momento de la separación hasta cuando el inmueble sea entregado. Dependiendo de la fase de construcción en que se compre, este lapso puede ser de hasta 3 años. El pago cumplido de los aportes a la cuota inicial y la correcta gestión de tus deudas será clave para mantener un historial crediticio positivo.
  • Solicitud y pago de un crédito de vivienda: Por último, está el pago de la “cuota de financiación”, que corresponde al valor restante de los dos puntos anteriores. Tal como lo indica su nombre, este es asumido a través de un producto financiero como el crédito hipotecario o leasing habitacional. Las personas con un historial crediticio de pagos cumplidos y un nivel de deuda controlado suelen acceder a tasas de interés más bajas.

    Nuevamente, el método de ahorro programado expresado en párrafos anteriores puede serte de gran utilidad para cubrir tu crédito, en el que ahora tu deuda se trasladaría de la fiducia al banco de tu elección.

Como pudiste ver, crear un plan de ahorro puede ser relativamente sencillo y replicable cuando se parte de dos bases sólidas. Establecer un presupuesto que te permita llevar una trazabilidad de tus gastos y darle una gestión correcta a tus deudas hará que ahorrar sea mucho más sencillo, independientemente de tu objetivo.

Si el tuyo como en el ejemplo que planteamos es comprar una vivienda nueva, Alcabama cuenta con múltiples proyectos de apartamentos en donde puedes invertir. Conócelos aquí y ponle nombre propio al objetivo de tu plan de ahorro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.